Un Colegio
para toda la vida
21.02.2017
PAZ AMADEO
En 2009 egresó de Jesús María y hoy está a punto de recibirse de arquitecta. Con La casa uruguaya está haciendo tangible la vocación que la acompaña desde pequeña. Un proyecto de casa inteligente que ganó el primer premio en la competencia internacional más importante de arquitectura, diseño e ingeniería sustentable en 2015 y en 2016 el premio nacional de eficiencia energética.
En nuestro espacio de exalumnos, presentamos a Paz Amadeo.


JM- ¿Cómo fue tu tiempo en el Colegio?
PA- Estuve desde 5to. de Primaria, cuando llegué de Bs. AS, hasta 6to de Secundaria, cuando egresé. Siempre me gustó la filosofía del Colegio. Los valores que se trasmiten son muy buenos. Y en cuanto a lo académico recibí una gran formación, lo valorás mucho cuando entrás en facultad.

JM- ¿Qué valor que aprendiste en JM resaltarías?
PA- El compañerismo, estar atento al otro. Y la inclusión. Está bueno que no sean compañeros sólo de Carrasco.

JM- Si tuvieras que definir al Colegio, ¿cómo lo harías?
PA- Como un colegio católico, pero que recibe a todos independientemente de su creencia. Y como un Colegio en donde todos se conocen. Por más que en total sean muchos los alumnos, los docentes, los funcionarios siempre nos trataron de forma personalizada, sabían quién es quién. Y eso es muy lindo.

JM - ¿Cómo siguió tu camino luego de JM?
PA – En 2010 comencé a estudiar Arquitectura en la ORT y desde entonces estoy en ese camino. En mayo me recibo.

JM -¿Qué es La casa uruguaya?
PA- Es un proyecto que comenzó hace dos años. Fue una propuesta que hizo un profesor de facultad. Nos impulsó a concursar en el Solar Decathlon. Esta es la competencia internacional más importante de arquitectura, diseño e ingeniería sustentable que desafía a estudiantes universitarios de todo el mundo a diseñar y construir una casa energéticamente autosuficiente, que usa la energía solar como el único recurso. Se relazaría en Latinoamérica por primera vez, y era una gran oportunidad.

Surgió en la carrera de Arquitectura pero luego se fueron sumando de otras áreas como Diseño, Ingeniería, Administración, Comunicación.
El proyecto se hizo en el marco de una asignatura y luego lo continuamos con la meta de estar en el concurso. Fue así que viajamos a Colombia y estuvimos casi un mes. Teníamos que construir la casa, probar con acciones su sustentabilidad y eficiencia energética y luego desarmarla. Para sorpresa de todos nosotros, ganamos el primer premio entre 15 equipos que concursaron.
La casa tiene 72m2, la filosofía es construir casas más confortables con menos recursos y más eficientes con un menor uso de energía. El lema que fundamenta nuestra propuesta es más por menos.

JM- ¿tu interés por la conciencia ambiental viene desde chica?
PA- Siempre me interesó. Y en el Colegio recuerdo que promovían mucho estos temas, saber que con poco uno puede ayudar. Las buenas prácticas ambientales son importantes aunque sean pequeñas. Me parece vital enseñarles eso a los niños.

JM- ¿Cuál es la satisfacción más grande que te dio este proyecto?
PA- Sin duda haber ganado el concurso. Todos íbamos pensando en la experiencia, pero jamás nos imaginábamos ganar. Nos dimos cuenta que era posible. Y la satisfacción continúa porque a raíz de este proyecto abrimos una empresa constructora donde vendemos este tipo de casas. Aplicamos la filosofía de la casa uruguaya a lo cotidiano. Ya tenemos dos clientes, así que estamos muy contentos.
Ahora el equipo de ingeniería está trabajando en un sistema de domótica que te avisa cuando estás realizando una acción que no es inteligente energéticamente. Por ejemplo, apagar las luces si entra suficiente luz desde el exterior. Es un sistema generador de buenas prácticas.

JM - ¿Cómo recibe el uruguayo esta propuesta a la hora de venderla?
PA- No es fácil, porque no están acostumbrados a usar la madera como método de construcción. Pero es algo que se usa desde tiempos ancestrales y tiene muchos beneficios como la sustentabilidad y el aislamiento. Creo que las nuevas generaciones lo irán incorporando y de a poco se irá haciendo más común.

JM - ¿Qué le dirías a alguien que quiere colaborar con el ambiente pero no tiene un mega proyecto como el de ustedes?
PA – Le diría esta frase de Galeano que usamos en el concurso, ´Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo´.

JM – ¡Gracias por compartir tu experiencia!
PA- A ustedes.