Un Colegio
para toda la vida
24.04.2017
TAMARA FARRÉ
Tamara es entusiasta, emprendedora, soñadora. Estudió en JM desde nivel Inicial a Preuniversitario. Egresada en el ‘98, mayor de tres hermanos. Es la creadora y directora de Gemma; una consultora enfocada en incentivar el desarrollo empresarial humano y sostenible a través de buenas prácticas.
Conocemos su paso por JM y su presente en esta entrevista.


JM -¿Qué valor te dejó tu paso por JM?
TF - Tengo los mejores recuerdos del Colegio. Rescato muchos valores que aprendí acá. Por ejemplo, el concepto de familia. Siempre te sentías como en casa. Hasta el día de hoy me encuentro con gente del Colegio y sabe quién soy, ¡eso es genial! También rescato el valor de la solidaridad y el compañerismo, la mirada al otro. También valoro mucho la libertad, siento que nos dejaban ser.

JM -¿Qué recuerdos tenés del Colegio?
TF-
Siempre fuimos muy activos en nuestro grupo, nos sumábamos a todas las actividades del Colegio. Me acuerdo de ir a limpiar al Arroyo Carrasco, las intervenciones en la plaza, en el bosque. Las jornadas de deporte de los miércoles, las casitas de pinocha, ¡un clásico! También recuerdo haber hecho la Escuela de animadores. Para mí el Colegio fue como una casa, una familia extendida.

JM - ¿Crees que tu formación en el Colegio incidió en lo que sos hoy?
TF-
¡Sin dudas! Esos años de formación fueron la base de convertirme en la mujer que soy hoy. Me incentivaron a creer en mis sueños, a creer en que es posible. A apoderarme de mis fortalezas y reconocer mis debilidades. A trabajar con el otro, a reconocer lo humano ante cualquier cosa. Todos esos valores que yo intento inspirar e incentivar en el trabajo que hago, es gracias a que lo hicieron conmigo. Cada vez que entro a acá, o que me encuentro con alguien del Colegio me genera mucha felicidad. Todo lo que me llevé de acá me conecta con momentos felices. Siempre nos enseñaron el “sé tú mismo, sos perfecto así como sos”. El reconocer la individualidad pero para poder después reconocerte en un colectivo. Todas esas cosas las experimenté acá y me las llevé para luego aplicarlas en otros ámbitos.

JM- ¿Cómo siguió tu camino luego de egresar de JM?
TF -
Estudié Licenciatura en Comunicación. Primero me interesaba el periodismo, ya desde chica me gustaban las cámaras, hacía los videos de los campamentos. Entonces tomé ese rumbo. Pero después fui cambiando.
Trabajé 12 años en el Carrasco Lawn tenis, empecé como recepcionista, secretaria y luego estuve en el Departamento de Comunicación. Y en todo ese tiempo, como hacía medio horario, también estudiaba. Luego el club empezó a incursionar en lo que es responsabilidad social, y ahí empecé a encontrar temas que tenían que ver con la sustentabilidad y me empecé a apasionar. Me encantó el poder trabajar con los vínculos, las personas, empecé a entender que atrás de cada empresa lo que hay es un grupo grande de seres humanos y que cuando uno conecta con esos seres humanos, la capacidad de transformación no tiene límite. Y empecé a soñar que lo que quería era un mundo distinto, que quería ser parte de ese cambio y no sólo dedicarme a soñarlo. Y en eso estoy.
En 2011 dejé el Carrasco Lawn Tenis, y pasé a trabajar con mis hermanos en una consultora que ellos habían creado. Estuve con ellos hasta 2013. Fue una gran experiencia en donde me encontré a mi misma y descubrí mis fortalezas y mis debilidades. Fue un gran desafío el trabajar en familia.
En 2013 la consultora cierra por distintos motivos y yo generé mi propio emprendimiento, ahí nace Gemma.

JM - ¿Qué es Gemma?
TF -
Es una consultora que se especializa en temas de sustentabilidad y desarrollo humano. Trabajamos con empresas medianas y grandes, también con emprendedores, en todo lo que tiene que ver con el desarrollo de su máximo potencial. Trabajamos específicamente temas de sustentabilidad acompañando equipos, elaborando estrategias, facilitando instancias de diálogo. Hacemos actividades de capacitación, reportes.
Gemma es un sueño hecho realidad. Es un canal que me permite ser, desarrollarme, encontrarme con personas maravillosas, sumar granitos de arena a la transformación que quiero que suceda. En Gemma tomamos una frase de Gandhi que es nuestra razón de ser cada día: “Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo”, y eso determina cada decisión. Desde esa coherencia es que estamos queriendo construir.

JM- Gemma es una empresa con certificación B ¿Qué significa?
TF -
Las empresas B lo que buscan es ser las mejores empresas para el mundo, partiendo de la base que tenemos el desafío de atender muchos problemas sociales y ambientales. Lo que propone Sistema B es utilizar la fuerza del mercado para crear soluciones. No sólo desde la lógica de las ONG ni del Estado, si no entendiendo que como empresarios tenemos un rol fundamental en lograr que ese cambio suceda. Y que si nosotros encontramos una solución atada a una oportunidad de negocio, el potencial es enorme. Nacen con el objetivo de crear una solución. En el caso de Gemma es humanizar el mundo corporativo y generar buenas prácticas en las organizaciones.
Hay más de dos mil empresas B en el mundo, en Uruguay somos nueve las certificadas. El año pasado participamos en el encuentro internacional de Sistema B en Colombia y ahí nos conectamos con muchas empresas y entendimos que teníamos también un gran potencial de desarrollo.

JM - ¿Cuál es la mayor satisfacción que te da tu trabajo?
TF-
Me siento plena. Al trabajar independiente puedo tener tiempo de conectarme conmigo misma, que mi hija vea que soy tan feliz con lo que hago también creo que es algo bueno. Siento que estoy en el lugar donde quiero estar, siendo quien quiero ser. Los primeros años de emprender fueron duros, pero luego de estos seis años, creo que cada segundo valió la pena. De todo aprendí.

JM - ¿Cuáles son los planes a futuro?
TF-
Consolidar el crecimiento que estamos teniendo, y también el equipo. Generar más puntos de encuentro. Poder empezar a explorar la internacionalización, trabajar con otros países. Hay muchas cosas que pasan afuera que inspiran, y también nosotros como uruguayos tenemos mucho para aportar. Apostar a eso. Como empresa B seguimos la lógica que si crece tu negocio, crece la solución.

JM - ¿Qué consejo le darías a alguien que está por egresar?
TF-
Lo mismo que me dijeron a mí, volá. Porque el recorrido de ese vuelo solo depende de ti. Y ser siempre agradecido de lo que tenemos y vivimos. Aun de aquello que no entendemos, siempre hay atrás un para qué. Ese es otro valor que me llevo del Colegio, el agradecimiento es clave para construir.