Una propuesta centrada en el alumno “protagonista de”
y “comprometido con” su propio aprendizaje

Nuestra identidad

Entendemos la razón de ser de nuestra comunidad educativa como la de conferir al trabajo de búsqueda, experimentación, confrontación y socialización propios del acto educativo, un horizonte de sentido, una motivación radical y una comprensión específica de la relación educativa, que se sustentan en el Acontecimiento Cristiano y se proyectan en la misión evangelizadora de la Iglesia a través de la educación.

Sabemos que la educación de calidad es efecto del accionar de una comunidad educativa de calidad. Es la comunidad educativa como “un todo”, el sujeto agente de la educación, desde la diversidad de roles y tareas y en la integración participante de todos sus miembros a un proyecto común que implica:

  • un proyecto educativo institucional desarrollado en un proyecto curricular con objetivos claramente formulados;
  • una dirección con liderazgo en la toma de decisiones y en el impulso de proyectos institucionales;
  • cultura institucional construida sobre la idea de comunidad;
  • valores claramente explicitados y compartidos por toda la Institución;
  • relaciones de cooperación entre los distintos estamentos;
  • una consideración de los alumnos y las familias como miembros participantes del servicio educativo;
  • fuerte sensibilidad y escucha institucional hacia las opiniones de padres y alumnos;
  • una alta expectativa de todos respecto al logro y al rendimiento de los educandos.