El aprendizaje hecho vida,
la vida como proyecto

Pastoral Social

Nuestro Colegio está planteado como un Colegio en pastoral, lo que implica un “horizonte ambicioso”. Que todo lo que hacemos nos ayude a vivir el Evangelio; a crecer como personas, a interesarnos por los demás, a comprometernos en un proyecto de vida más feliz para todos. Es una propuesta inclusiva y desafiante.


Desde 2016 la Pastoral tiene una subdirección abocada a la Pastoral Social y Familiar, la cual tiene como objetivo trabajar el vínculo de la comunidad educativa con su entorno a través del desarrollo de nuestra vocación de servicio y los valores de Santa Claudina.


Ella vivió en plena guerra, y lo que pasaba allí la conmovió; su experiencia de fe la impulsó a perdonar y ponerse al servicio de quienes más necesitaban.


Como Colegio nos preguntamos cómo hoy, a través de estas herramientas educativas, preparamos a nuestros alumnos para dejarse conmover ante las situaciones del siglo XXI, optando por un modo de vida comprometido con la paz y la justicia: mejores ciudadanos, sensibles hacia el otro, facilitadores de encuentros. Ser capaces, desde el conocimiento y el aprendizaje, desde el trabajo bien hecho, de ampliar nuestra mente y mejorar las realidades que nos sensibilizan.